El Gobierno y los agentes sociales llegan a un acuerdo sobre la “Ley rider”

court hammer and books judgment and law conceptEl Ejecutivo de Sánchez, la patronal y los sindicatos han llegado a un acuerdo sobre la ley que regulará el trabajo de los repartidores de las plataformas digitales

Tras varios meses de negociaciones sobre cómo será la “Ley de plataformas digitales”, el pasado jueves CEOE dio su visto bueno al Gobierno, sumándose a CCOO y UGT, aprobando el texto que regulará el trabajo de los repartidores digitales, posicionándoles como asalariados. De este modo, los repartidores, deberán formar parte de la plantilla y cotizar en el régimen general de la Seguridad Social.

El Ministerio de Trabajo tiene previsto aprobar en las próximas semanas la nueva norma, la primera en regular este colectivo en Europa, pero aún nos encontramos a la espera de que el Consejo de Ministros apruebe, en las próximas semanas, el contenido definitivo de la nueva ley.

Según indican desde La Vanguardia, “el breve texto del real decreto ley consensuado en el seno del diálogo social modifica el Estatuto de los Trabajadores para establecer la “presunción de laboralidad” de los repartidores –siguiendo la reciente doctrina del Tribunal Supremo– y sumar el derecho de los representantes de los trabajadores a ser informados sobre los algoritmos utilizados en la empresa a la hora de tomar decisiones que afectan a sus empleados”.

Asimismo, el decreto ley concreta que entrará en vigor en unos tres meses, lo que implica que las plataformas cuentan con 90 días para contratar a los repartidores y que pasen, así, a ser asalariados.

La opinión de los riders y las plataformas

Los riders, que son, junto a las plataformas, los grandes afectados, han pasado meses manifestándose sobre lo que implica la ley y solicitando un acercamiento y reuniones con el Gobierno y la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz pero, finalmente, no se ha tenido en cuenta al colectivo.

Ante esto, Díaz ha asegurado en varias ocasiones que "un trabajador que va por la calle con una bicicleta con un app no es un emprendedor" y ha destacado que la ley es pionera en Europa y cierra la puerta a los contratos mercantiles con los que operaban las plataformas como vía para aplicar la doctrina del Tribunal Supremo, que reconoce la relación de laboralidad entre el rider y su empresa en la sentencia del pasado septiembre en la que afirmaba que los repartidores de Glovo eran falsos autónomos.

Así, las plataformas, los riders y sus asociaciones, aseguran que la ley va "contra los principios más básicos de la libertad de empresa y la propiedad intelectual". Otras asoaciaciones de repartidores, como Riders x Derechos, denuncian que la ley se queda corta, ya que no incluye a los trabajadores de plataformas digitales que no sean de food delivery.

Cambio de opinión en la CEOE

Las negociaciones entre el Gobierno y los agentes sociales sobre el texto de la ley comenzaron en octubre. Desde este momento, y hasta hace unos días, la CEOE se resistía a ofrecer su posición sobre la nueva ley.

Enlace tarifas

JF Mobile Menu

Enlace contacto

Contacto Espacio